Entonces, ¿existe realmente una fórmula para las redes sociales? Ahí está. Tomó una buena parte de unos DIEZ años poseer una agencia de marketing social para tener el privilegio de averiguar la fórmula. Y todo lo que quiero hacer desde ese momento de descubrimiento, es enseñar la fórmula a todos los demás.

Paso 1.

En el fondo, las redes sociales son realmente un ejercicio de construcción de confianza. Esta es la nueva realidad. Las plataformas sociales son una de las arenas centrales donde estamos capacitados para construir una marca y una comunidad de una manera completamente nueva. Esto primero comienza como una relación; para hacer tu mejor venta, sin embargo, debes hacer mover a tu miembro de la audiencia desde el espacio social a un espacio potencial de ventas (como un seminario web o una página en tu sitio web que ofrezca gran contenido, o incluso una lista de correo electrónico; porque es 30 veces más probable vender por correo electrónico que al estar en las redes sociales; lo social es SOLAMENTE tu punto de partida).

Pero la oportunidad en torno a lo social no puede pasarse por alto. Incluso si nadie está mirando. ¿Por qué? Porque GOOGLE está observando todo.

Es muy importante entender la demografía de cada red en las redes sociales, pero es dos veces más importante conocer el algoritmo de cada plataforma. Esto es, literalmente, cómo cada plataforma responde a una consulta de búsqueda. Y tú necesitas saber, cada momento, y como cada uno de estos se alimenta en el papá de todos ellos: Google. Hasta hace poco tiempo, el ritmo de Google para SEO siempre había sido sobre las palabras clave; y lo dirigía de vuelta específicamente a las palabras clave de tu sitio web, por lo que fue; hasta cierto punto; trucado.

(Por lo tanto, para tener éxito y llegar a la página 1 o 2 en una búsqueda, tenías que tener una agencia de SEO que realmente entendiera las etiquetas meta o meta tags y metadatos, que colocarían las palabras claves de tus páginas. Si no lo hacías, nunca te encontrarías en una búsqueda.)

Algunos antecedentes: Para ser honesto, Google odiaba eso. Odiaban que la gente tuviera que comprar su camino para ser la página número uno, y la persona o compañía normal no tenía manera de llegar allí. Este no era un universo democrático, y Google mismo no podía controlarlo. No hubo un gran ecualizador. Así que pasaron AÑOS buscando una nueva fórmula (dos, en realidad). ¿Y ahora? El algoritmo/SEO es todo sobre las redes sociales. Se trata de sus conexiones sociales, tus amigos, sus amigos; todo se trata de lo que están hablando de ti, quien está compartiendo tus cosas y el impacto que estás teniendo.

Y recuerda, debido a esto, la respuesta de una persona a una consulta de búsqueda en Google es totalmente única de otra. La respuesta que recibes de Google cuando buscas algo no se parece a la de otra persona. Es tan individual como tu ADN; y cambia diariamente.

Ellos determinan la respuesta a sus búsquedas basadas en criterios infinitos como, ¿dónde has estado recientemente, de qué estás hablando, de qué están hablando tus amigos? Si querías buscar vacaciones en Hawai, y podrían mostrarme un lugar que mi hermana mencionó en su cuenta de Facebook o Twitter sobre unas vacaciones en Hawai.

Ellos van a contestarte basado en lo que tu comunidad ha estado compartiendo y comentando. Esta es una hidra de múltiples cabezas. Así que aquí está la pregunta del millón de dólares: ¿Cómo te PONES AL DÍA en las múltiples conversaciones y recomendaciones en las redes sociales y que Google te recomiende?

Paso 2.

La fórmula para el éxito en las redes sociales comienza con YouTube. Punto. 100%. ¿Por qué? Debido a que Google lo posee (y los videos son muy atractivos).

Así que vamos a dar un paso atrás por un minuto: Al final, ¿cuál es el barómetro para saber que tu estrategia social está funcionando? ¿Es el número de fans, seguidores o compromiso? No. Es la conversión. Y SOLAMENTE la conversión. Quiero tu barómetro para saber cómo está funcionando la conversión de las redes sociales a tu lista de correo electrónico. ¿Tiene sentido? Porque eso es todo lo que realmente importa. No importa cuántos fans, seguidores o cuán alto sea tu compromiso. Es sobre quien estás convirtiendo a tu lista de correo electrónico. Y eso es un ejercicio de construcción de confianza. Y la manera más rápida de construir la confianza de alguien es tener una conversación cara a cara. El video es tu mejor camino para crear la experiencia de una conversación.

¿Por qué la conversión es el único número real para medir tu éxito? Si no estás moviendo a la gente desde tu público social, como Facebook, por ejemplo, entonces no los obtendrás. Consigues un 1% de alcance orgánico en Facebook por todo tu trabajo duro. Literalmente. 1% de tu audiencia VE tus publicaciones. Y en primer lugar, tienes que comprar los ‘likes’ o los fans. Entonces tienes que PROMOCIONAR para que más del 1% de ellos vean lo que públicas. Pagas la ida y la venida.

En las redes sociales, tu tasa de conversión a una venta real es del .48% (si lo haces bien). Pero es 2,64% a través de una búsqueda en Google. Y es potencialmente tan alta como un 30% con lanzamiento por correo electrónico. ESTA es tu medida de éxito, tu barómetro. No es la venta en sí, porque podrás controlar eso una vez que alguien esté en tu reino; sino el número que está pasando desde tu red social a tu lista, donde vive tu oportunidad de OBTENER la mayor conversión de ventas.

Así que YouTube es tu mejor manera para que seas tu propio embajador y te promociones tu mismo.

Incluso si estuvieras trasmitiendo en vivo, en el escenario, cara a cara cada semana, en You Tube te estás transmitiendo todos los días, las 24 horas del día.

Paso 3.

UN CONSEJO IMPORTANTE: Al hacer tus vídeos, recuerda que la mayoría de los tele-videntes te “elegirán o te perderán” en los primeros cinco segundos, así que empieza la conversación de inmediato. No hay introducción. Tienes que ser realmente rápido, así que te recomiendo que comiences con su dolor. Comienza a hablar de por qué están sufriendo, a continuación, da tus experiencias, y luego resuelve su problema y ofrece MÁS soluciones si optan por tu lista. ENTONCES allí esa persona se ha movido de la red de otra persona, y de sus reglas y cultura, a una que TU creaste.

Mary Agnes Vetell Antonopoulos y Raphäel Baekland