Recién leí un artículo del gurú americano Occam’s Razor sobre las actividades orgánicas en las redes sociales. Su postura es que el posteo orgánico es ridículo. Mientras, la mayoría de las empresas siguen manteniendo un equipo de “Community Managers”, de diseñadores de imágenes, vídeos, productores de contenidos, muchas veces agencias contratadas, involucración del ejecutivo superior, analistas, etc.

El punto que hace Occam es el siguiente

Tomamos por ejemplo un posteo de la compañía Expedia.com

 

Postean con regularidad en Facebook y Twitter.  En Facebook tienen 6,465,175 seguidores. Cuando miramos los posteos y sus resultados tienen 12 “Me gusta”, 3 “Comentarios” y 1 “Compartir”.

Lo que nos da el resultado que tiene 12/6.465,175= 0.0001856 % Me Gusta. En Comentarios este porcentaje es de 0.0000464 % y Compartir 0.00001547 %.

Claro, escogí un posteo al azar y hay posteos que llegan a cifras más altas, pero siempre se quedan por debajo de 0.001 %. Al nivel mundial, diariamente 59,400,000 visitan los sitios de Expedia para reservar o buscar. Hay más gente entran cada día en la puerta de la compañía en WA que gente que actúan en las redes.

El algoritmo de Facebook hace que un porcentaje mínimo de “Me gusta” ven realmente el posteo y esto obviamente no ayuda en los resultados.

El punto es si realmente vale la pena seguir haciendo esfuerzas de dinero, tiempo y gente en estos posteos orgánicos, o si no sería mejor invertir en otros tipos de contenidos. Por supuesto que repercuten en la reputación de marca, en caso de que realmente necesites ganar la confianza de tu audiencia, pero no esperes que te suponga ingresos directos en sí mismo.

Vale la pena leer el artículo completo (en inglés) en Occam’s Razor

¿Entonces las redes sociales ya no tienen sentido?

Claro que sí. Pero casi exclusivamente para hacer publicidad, algo que afortunadamente funciona muy bien en Facebook, Twitter, Snapchat, LinkedIn.

Así que la lección que aprendí de este artículo, es que las redes sociales no funcionan como distribuidores de contenidos. Mejor enfocarnos al advertising en estos medios.

Conozco cientos de compañías, sobre todo hoteles, que pagan para su presencia en las redes pero rechazan la inversión publicitaria o lo hacen a gotas. Si no quieres pagar para publicidad en redes sociales, no pierdas tiempo en contenidos orgánicos. Solo la estrategia combinada de tráfico orgánico y campañas de pago te podrá dar buenos resultados.

¿Entonces ya no hay herramientas para distribuir contenidos?

Claro que las hay y en primer lugar los blogs y los emails. Un blog bien posicionado con muchos suscriptores y un buen email manejado por una sola persona generan muchos más resultados.

¿Qué opinas tú? ¿Cuál es tu experiencia en este sentido?